viernes, 14 de febrero de 2014

Todo ha cambiado.
Soy más de acción que de romanticismo.
San valentín es puro consumismo.

No soy de colores apasionados, 
ni corazones, ni bombones, 
ni ramos.
Solo quiero que vengas,
y nos rompamos más de lo que estamos.

Rompernos del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario