sábado, 15 de febrero de 2014

Debilidades, aquellas exageradas preferencias que hacen temblar el cuerpo, sentir un orgasmo interior, que palpite el corazón entre las piernas.

Soy de debilidades simples: 
Una barba desaliñada, aunque te enrojezca el rostro. 
Camisas de cuadros, pantalones rotos o semi-rotos.
Un acento peculiar español, con alteraciones en la curva melódica de la voz y el sonido.
Pasión por el arte en general, que haga que se erice la piel con solo un verso, un párrafo, un dibujo.
Tatuaje de cualquier tipo, me encanta la tinta marcada en la piel.

Las que hacen que me enganche, y que no me pueda soltar.
Malditas debilidades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario