domingo, 9 de febrero de 2014

"Si quieres subimos a casa y salvamos el mundo".

Al subir comenzó la guerra,
hicimos una trinchera en el colchón,
luchamos a pesar de las heridas,
a pesar del dolor de las cicatrices que aún ardían,
pero nos quedamos sin munición.

Y no pudimos salvarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario