jueves, 26 de diciembre de 2013

Cuando nos acostumbramos a tener a alguien al lado y ya no está, nos cuesta seguir, y buscamos posibles historias que serán mucho peores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario