lunes, 1 de agosto de 2016

Lo mejor de la vida es el tiempo que no se ha vivido, y las ganas aumentan por descubrirlo.
Descubrir nuevos precipicios, nuevos olores, nuevos seres, nuevas sensaciones, recuperar los sentidos que había perdido.
Puede que no haya tenido todo lo que he querido,
pero he amado y sentido cariño por todo aquel que me ha olvidado.
A partir de ahora,
mi tiempo no será perdido,
será vivido, disfrutado,
a mi propio lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario