sábado, 27 de diciembre de 2014

Ella,
que siempre analizaba todo movimiento de los hombres hacia ella,
un día despierta,
y se da cuenta de que puede vivir consigo misma solo cuando no piensa.

Dejó de pensar,

y comenzó a decir a todo a su alrededor que si,
dijo sí a la vida,
dijo sí a la muerte,
dijo sí al sexo sin amor,
dijo sí a las cosquillas,
al sadomasoquismo,
dijo sí al amor.

Y todos afirmaron con ella.

prohibidos,
obsesivos,
bohemios,
adictivos,
heridos,
drogadictos,
sadomasoquistas...

En ese orden.


Después de hacerle la guerra,

de morderla,
de arañarla,
de intentar ahogarla,
desaparecían,
dada la guerra por terminada.

Y ahí quedaba,

llena de secuelas,
y ninguna cicatriz que tuviera que ver con el amor.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Te nomino porque creo que mereces el premio simbólico que nos damos entre bloggers.
    http://ourgodsaredead.blogspot.nl/2015/01/un-nuevo-premio-para-our-gods-are-dead.html
    Si lees esta entrada lo comprenderás. Tienes que seguir los pasos y poner la imagen que hay al principio de la entrada en tu siguiente post :)
    Te dejo también mi blog privado, por si te apetece pasarte: http://thefineartofpoisoning.blogspot.com

    P.D: Soy Laura y para esto te quería yo.

    ResponderEliminar