domingo, 25 de mayo de 2014

Los niños ya no crean mundos paralelos,
Niños que crecen demasiado rápido,
Menos soñadores, más analistas,
Menos sentimentales, más máquinas corporales,
Con rutinas obligatorias creadas por los seres superiores.

Niños que ya no juegan en los parques,

Ni con muñecos,
Ni con coches,
Niños que no saborean el helado con todo el rostro y las manos.

Niños que han perdido el nombre de su infancia,

Cada vez más oníricamente muertos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario