jueves, 10 de abril de 2014

Me he cansado de esperar al tiempo idóneo para mudar la piel.
Me he cansado de esperar al tiempo para que venga y se lleve con él todas las huellas dactilares clavadas como lanzas en mi cuerpo.
Me he cansado de esperar a que cicatricen las heridas cosidas con hilo,
sin nudo al final.
Me he cansado de esperar.

Es hora de quitarme esta piel desgastada y dejarla mojar.

La dejaré colgada en mi balcón por si decides volver,
mis huesos nunca te han hecho falta,
y tampoco los vendrías a buscar.

Te doy lo que siempre has querido tener.




No hay comentarios:

Publicar un comentario