sábado, 29 de marzo de 2014

Como la sirena que pierde la vista en vez del habla,
con los brazos cubiertos de escamas.

como cenicienta con zapatos de plástico,
como el beso de la bella durmiente que mata,
como bella en una quema de libros,
como rapunzel con la cabeza rapada,
como pocahontas matando a John Smith con la lanza,
como blancanieves dejando en la calle a los siete enanitos,
como jasmine viviendo sola en el desierto,
como esmeralda encerrándose en la catedral para ser monja.

Como yo desde que no creo en la magia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario